Newsletter subscribe

Destacados, Ecuador

¿DE REGRESO AL #TRABAJO? #MOVILIDAD SUSTENTABLE Y SEGURA EN TIEMPOS DE #COVID-19

Posted: 21 agosto, 2020 a las 1:43 pm   /   by   /   comments (0)
IPTV en español

 

 

En medio de una pandemia y con las restricciones en el transporte, la bicicleta eléctrica se ha convertido en el medio de movilización preferido de los ecuatorianos para ir al trabajo.

 

Los problemas ambientales y además la pandemia llevaron a las personas a buscar nuevas formas de movilidad, seguras y además amigables con el medio ambiente. La bicicleta eléctrica además de ser un medio completamente seguro brinda un ahorro en tiempo de traslado, promueve una vida saludable y por supuesto contribuye al cuidado del medio ambiente al no emitir gases.

Tanto el sector público como privado vienen trabajando para incentivar esta tendencia que se aceleró debido a la crisis sanitaria, ya que es un medio de transporte que se ajustan a cada una de las necesidades de las personas otorgando grandes beneficios, para el empleado y para el empleador.

 

EFECTO PANDEMIA

 

La necesidad de un cambio de paradigma sobre cómo concebimos nuestras urbes y nos movemos en ellas, se ha convertido en parte de la agenda de las autoridades y más aún ante un escenario de crisis sanitaria. Siendo la movilidad humana como una necesidad que se puede planificar, hoy más que nunca es necesario pensar en diversificar la oferta, a fin de contar con una matriz diversa y multimodal, donde la bicicleta puede ser un gran aporte. En ciudades como Quito, al menos la mitad de los viajes diarios se realiza en distancias menores a 10 kilómetros, los que perfectamente se pueden recorrer en modos activos.

 

El futuro de las ciudades dependerá de cómo se incorporen las experiencias y aprendizajes vividos en estos tiempos de distanciamiento físico. ¿La movilidad va a cambiar? Sí, en forma y ritmo, pero dada la distribución actual de nuestras ciudades, con ausencia de microcentros que satisfagan las necesidades de las personas y que no las obliguen a desplazarse, seguiremos moviéndonos y es por eso por lo que el “cómo” cobrará más relevancia.

IPTV en español

 

Andrés Mesías, Gerente de Smart Movility y gran propulsor de la movilidad sustentable, asegura que a diferencia de quienes consideran que este año debe eliminarse la restricción vehicular para asegurarle a las personas que tienen automóvil que puedan usarlo, los esfuerzos deben ir en la línea de mejorar las condiciones para los modos sustentables y seguros.

 

 

MOVILIDAD SOSTENIBLE

 

Por otro lado, el calentamiento global no ha desaparecido. Si bien las restricciones existentes debido a la pandemia provocaron una caída en la emisión de contaminantes a nivel mundial, no quiere decir que la crisis ambiental no deba preocuparnos. Se han detectado caídas de entre el 20% y el 30% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y se espera que al término de 2020 el principal responsable del calentamiento global, el dióxido de carbono (CO2), disminuya entre 4% y 8%, lo que se traduciría entre 2.000 y 3.000 millones de toneladas menos de este gas en la atmósfera. Sin embargo, no se trata más que de resultados temporales, porque para obtener un impacto medible en el clima, la disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero debería ocurrir durante un largo y sostenido periodo de tiempo.

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Utilizar una bicicleta eléctrica como medio de transporte posibilita el cuidado de la salud, el ahorro de tiempo y principalmente nos hace protagonistas de una ciudad más verde.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la energía es uno de los grandes contribuyentes al cambio climático y representa alrededor del 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Luego de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), que tuvo lugar en Quito en octubre de 2016, las iniciativas para hacer ciudades más amigables con el ambiente se fortalecieron.

En perspectiva, presentamos algunas cifras según el estudio Visión Ciudadana para la movilidad sostenible en Ecuador:

 

  • El consumo de energía del sector transporte corresponde a la energía consumida por más de 46.000 hogares ecuatorianos en un año.

 

  • Las emisiones de CO2 del sector equivalen a la deforestación anual de 28.000 hectáreas de bosque amazónico cada año.

 

  • Los subsidios únicamente para la gasolina en 2015 fueron de 723,36 millones de dólares, lo equivalente a construir tres veces el tranvía de Cuenca.

Por todo ello, la movilidad sostenible implica desarrollar cambios de paradigmas en la sociedad industrial. La sociedad se ha concentrado en espacios urbanos, desafortunadamente enfocados en el uso exclusivo de vehículos a combustión. La ONU alerta de que, en 2018, las urbes son responsables de tres cuartas partes del total de la demanda energética mundial y producen hasta un 60% de las emisiones globales de CO2. El crecimiento exponencial del parque automotor implica costos en mantenimiento y aprovisionamiento cada vez más altos por la demanda de espacio que demanda un automóvil, que en comparación a otros medios alternativos de movilidad urbana ocupan un 90% más, lo cual presenta serios desafíos en términos de aprovechamiento de los recursos. La movilidad sostenible aporta a la transformación de las ciudades actuales hacia formas menos vulnerables, más sostenibles y de escala humana.

IPTV en español