Newsletter subscribe
Prefectura del guayas

Destacados, Salud y Belleza

#Salud: ¿Sabía usted que la hipertensión arterial es la enfermedad silenciosa que más muertes registra en el mundo?

Posted: 24 septiembre, 2018 a las 9:00 am   /   by   /   comments (0)

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, esta patología afecta a más de mil millones de personas, por lo que ha sido considerada como la gran epidemia del siglo XXI, junto a la obesidad. Aunque la hipertensión no tenga síntomas que la delaten de manera temprana, se sabe que una mala nutrición, la inactividad física, el consumo de tabaco y alcohol, están estrechamente relacionados, no sólo en la vida adulta, sino también desde la niñez y la adolescencia. Por esta razón, en el marco del Día Mundial del Corazón (29 de septiembre), la Dirección Médica de Laboratorios Bagó junto a la Sociedad Ecuatoriana de Cardiología, promueven una campaña educativa de prevención primaria de las enfermedades relacionadas al corazón desde edades tempranas.

“Hay que descartar el mito de que los problemas cardiovasculares se dan sólo en la edad adulta, ya que con el actual ritmo de vida e incluso la predisposición genética, bien pueden empezar en la infancia. Por ello que, ante la mínima sospecha de hipertensión arterial, se debe realizar los exámenes respectivos a los niños y adolescentes, para tomar medidas dietéticas, de ejercicio y en algunos casos terapéuticas”, señaló el Doctor Gregory Celis, Director Médico de Laboratorios Bagó.

LA ENFERMEDAD EN CIFRAS

De acuerdo con un estudio publicado en el 2016 por la Organización Mundial de la Salud, se estimó que la hipertensión arterial alcanzó a 1.130 millones de personas hasta el 2015. Comparado a décadas anteriores, aquello significó que la cifra casi llegó a duplicarse en los últimos cuarenta años (1975 a 2015).

Respecto a Ecuador, según los datos publicados del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el impacto de muertes implicó que para 2016, la patología fuera la cuarta causa de muerte en mujeres y la sexta en hombres.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, ENSANUT 2012, demostró que el 35 a 40% de la población adulta (mayores de 19 años) tienen hipertensión arterial; de esta cantidad la mitad no sabe que la padecen, y de las que saben, menos del 10% reciben un tratamiento adecuado.

¿QUÉ ES LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL?

En primer lugar, se conoce como presión arterial a la fuerza que ejerce la sangre y el corazón para que la sangre circule por los vasos sanguíneos; siendo su rango normal de 120/80 mm Hg (la presión se mide en milímetros de mercurio (mmHg) siempre en dos cantidades. El primer número representa la presión sistólica y el segundo la diastólica). Cuando la presión excede estas cifras y están entre 120 a 129 / 80 el paciente tiene presión elevada; cuando están en el rango de 130 a 139 / 80 a 89 está con hipertensión estadio 1 y si las cifras se encuentran iguales o mayores de 140/90 la persona tiene hipertensión estadio 2.

En los dos últimos casos, el corazón del paciente sufre un gasto o trabajo cardíaco más elevado, pudiendo desencadenar otras complicaciones como: hipertrofia muscular cardiaca (el corazón crece y se hace más grueso), insuficiencia cardiaca (los músculos ya no pueden crecer y se dilatan, haciendo que el corazón ya no tenga fuerzas para trabajar y es insuficiente para hacer que la sangre llegue a todos los tejidos de nuestro cuerpo en forma eficiente), insuficiencia cardiaca congestiva (se afecta a los pulmones, hígado y otros órganos).

La hipertensión arterial es considerada como un factor de riesgo importante para otras enfermedades, ya que, en la mayoría de los casos se llega a su diagnóstico cuando la persona ya ha sido afectada sin percibir inicialmente sus síntomas.

SOBRE LAS CAUSAS DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

A criterio del Dr. Celis, las causas asociadas van más allá de los factores genéticos, ya que dependen del estilo de vida que lleva la persona o las enfermedades que ya padece, siendo los más comunes:

* Alimentación llena en grasas saturadas y carbohidratos.

* Ingesta excesiva de sal o alimentos con cloruro de sodio como: enlatados, embutidos, alimentos provenientes del mar.

* Sedentarismo y falta de ejercicio.

* Consumo de alcohol y cigarrillo.

* Problemas de sobrepeso

* Enfermedades relacionadas: diabetes, daños renales, patologías tipo hormonal,

complicaciones arteriales como la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias por la presencia de placas de ateroma) o ateromatosis (acumulo de grasa en las paredes de las arterias).

“Aunque la herencia genética es un gran prevalente, las personas deben modificar algunos hábitos de su estilo de vida para contrarrestar el deterioro del corazón y vasos sanguíneos; y con ello las complicaciones más graves que llevan a una muerte precoz”, acotó el Doctor Gregory Celis, Director Médico de Laboratorios Bagó.

SOBRE LA DETECCIÓN DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Para una fácil comprensión, la hipertensión arterial ha sido clasificada en dos grupos:

* Hipertensión primaria o esencial: cuando se tiene hipertensión, pero se desconoce la causa.

* Hipertensión secundaria: se conoce la causa de la hipertensión., por ejemplo, una enfermedad asociada como la diabetes, enfermedad renal o enfermedades hormonales (enfermedades endocrinas).

A pesar de que se considera a la hipertensión más frecuente en personas mayores de 25 años, se debe aceptar que cualquier persona está en riesgo de padecerla. A ello se suma un complejo grupo de indicadores como el estrato económico, puesto que los grupos más pobres y vulnerables no cuentan con una alimentación adecuada, ni fácil accesibilidad a atención médica y medicinas para su tratamiento.

Respecto a los síntomas más comunes se encuentran: episodios de taquicardia y dolores excesivos y expansivos de cabeza. No obstante, en su mayoría éstos se sienten cuando el paciente ya ha pasado una gran cantidad de tiempo padeciendo la enfermedad.

SOBRE EL TRATAMIENTO

De acuerdo con el Dr. Gregory Celis, el tratamiento tiene dos puntos angulares: dieta y ejercicio. Mientras que los fármacos se administran cuando estos han fracasado o no son suficientes para controlar la hipertensión arterial. Los fármacos son recetados para bajar la presión y por ende reduzcan el trabajo del corazón.

Para el especialista, cuando la presión arterial aún es controlable, es decir, una pre hipertensión actualmente llamada presión elevada, cortar con hábitos incorrectos ayudará a reducir la tendencia en subida; entre estos: abandonar el consumo de tabaco y alcohol, disminuir el consumo de sal y aumentar la ingesta de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales; realizar ejercicio con regularidad, sobre todo aquellos que contribuyen a la salud cardiovascular, con un tiempo mínimo de 30 minutos al día (puede empezar por caminar y así va ganando capacidad cardíaca para poder ir aumentando la carga de ejercicio), entre tres o cuatro días por semana, y controlar el peso, ya que rebajar el colesterol y triglicéridos reduce la presión arterial y por ende el riesgo cardiovascular y la diabetes.

Además, es importante que todos los adultos (a partir de los 25 años) midan su presión arterial de manera periódica; podrá consultar a un profesional médico quien le va a enseñar a hacer la medición

de la presión arterial y así controlar su actual estado de salud.

 

Prefectura del guayas

Comments (0)

write a comment