Quito se declara en guerra contra el bullying

“Nuestra administración municipal ha decidido hacerle la guerra al bullying en Quito, queremos eliminar el acoso, la violencia, si por algo se ha caracterizado la capital es por su maravillosa diversidad étnica, cultural, de pensamiento, por las distintas formas de ver la vida”.

Con estas palabras, el Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, junto a la presidenta del Patronato Municipal San José, María Fernanda Pacheco, presentó la campaña denominada ‘Más que un Reflejo’, en contra del bullying.

El evento se realizó la mañana de este martes 14 de febrero en el Palacio de Cristal del Itchimbía y contó con la presencia de unos 2 mil jóvenes de distintos colegios de la capital, así como de la Reina de Quito, Sara Garcés y su corte de honor.

El Alcalde Rodas refirió que esta campaña tiene por objeto combatir la realidad y esos altos índices de bullying, de acoso juvenil que existen y que ubican a nuestro país como el segundo en América Latina con mayor incidencia de este problema. “No puede ser posible que 6 de cada 10 niños y jóvenes sufran de bullying en las escuelas y colegios, eso no lo podemos seguir permitiendo”, dijo el Alcalde Rodas.

Por eso –añadió- que la campaña  ‘Más que un Reflejo’ pretende que cuando nos veamos al espejo y vislumbremos nuestro rostro, nuestro cuerpo, nos demos cuenta que existe una maravillosa riqueza que tiene que ver con nuestro corazón, con nuestros sentimientos, con la manera de pensar y esa es nuestra verdadera esencia, más allá de lo físico. Cada uno de nosotros somos únicos y en esa diversidad está la verdadera riqueza”.

En base a aquello debemos fomentar una cultura de respeto, de tolerancia frente a quien piensa distinto, de eso se trata la construcción de un Quito de todos los colores y ese es el lema de nuestra alcaldía –anotó el Alcalde- al resaltar que se debe fomentar ese Quito diverso en el cual se pueda convivir de forma respetuosa, armónica, erradicando la violencia, el bullying, el acoso, el insulto, la prepotencia, para así construir ese Quito en paz, de respeto y  tolerancia.

Por su parte la presidenta del Patronato Municipal San José, María Fernanda Pacheco, dio detalles de la Campaña y remarcó que está enfocada a generar una política pública de no discriminación, no acoso, no bullying y no violencia.

Como principales acciones se creará un sistema de protección y apoyo que involucra a los niños, a los jóvenes, a los padres, a las instituciones educativas y a la comunidad, refirió.

Como Municipio de Quito trabajaremos sin descanso para garantizarles a nuestros niños un esquema que le proteja. Hay un caso público actualmente de acoso en una institución y debemos garantizar que se cumplan los procesos transparentes para darle apoyo a ese niño”, señaló.

Otra de las acciones será acudir tanto a colegios municipales como privados hacia donde llegará el “camión del reflejo” para transmitir a niños y jóvenes la importancia de respetar la diversidad.

También se difundirá a través de adhesivos el mensaje principal, así como cuñas y al final de la campaña se ofrecerá el gran concierto ‘Más que un reflejo’.

María Fernando Pacheco, aclaró que todas estas acciones forman parte de un primer paso pero que también está en preparación una ordenanza para garantizar la protección de niños y jóvenes en un trabajo conjunto con sus padres, madres y más instituciones.

Jóvenes conscientes del problema del bullying

Al lanzamiento de la campaña asistieron jóvenes de algunos colegios como Santiago de Guayaquil, Quitumbe, Unidad Educativa Sucre, José Ricardo Chiriboga, entre otros.

Josué Guerra, Andrés Alexander, Sebastián Luzuriaga, Alex Benalcázar, alumnos de segundo de bachillerato del colegio José Ricardo Chiriboga Villagómez asistieron con entusiasmo a este lanzamiento.

Sebastián dijo que le parece muy bien atacar el bullyin ya que es malo y afecta psicológicamente. “Yo he visto como han sido víctimas de bullyin muchos de mis compañeros les dicen feos, enanos, se burlan de sus apellidos, de sus facciones físicas, de la forma de hablar, de la apariencia y mucho más”.

Thalía Chisaguano y Daniela Aguirre del colegio Fernández Madrid, también asistieron y dijeron que ventajosamente no han sido víctimas pero sí han visto como algunos compañeros maltratan a otros.

Correctamente uniformados con terno azul, corbata verde y en su solapa el sello del colegio, también acudieron al Palacio de Cristal Jorge, David, Roland y Santiago, alumnos de 1ero G del Colegio Quitumbe, Uno de ellos expresó que el acoso es super negativo. Se burlan de los defectos, de la discapacidad o de cualquier otro aspecto de las personas. “Si, es muy ofensivo el bullying, no hay que aprovecharse de las personas, no hay que discriminar a nadie”.

Es horrible…. Porque se burlan de los apellidos, de la estatura, de todo…. Eso está super mal y tiene que acabar, señaló Karol de la Unidad Educativa Sucre.

Fuente y foto: MDMQ