Newsletter subscribe
Prefectura del guayas

Destacados, Ecuador, Negocios y Emprendimiento

Prefectura del Guayas es una de las entidades más eficientes en Sistema de Contratación Pública de Ecuador.

Posted: 21 agosto, 2017 a las 12:11 pm   /   by   /   comments (0)

La capacitación de su personal, el trabajo articulado y coordinado, y la transparencia en la gestión, son los puntales de la institución

La Prefectura del Guayas no aparece en el ranking de 20 entidades con mayor nivel de riesgos en el Sistema de Contratación Pública del Ecuador. Así lo revela el listado que entregó el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) al Frente de Transparencia, en días pasados y del que se hicieron eco medios de comunicación.

Para emitir su informe, el Sercop evaluó variables como adjudicación de contratos, concentración de montos, especificaciones técnicas dirigidas, adjudicación reiterada a un conjunto de proveedores o existencia de vinculación familiar.

“La Prefectura mejoró sus proceso y por eso no aparece en el ranking”, destacó el prefecto Jimmy Jairala, quien también puso de relieve la transparencia de la institución en las contrataciones que maneja.

La capacitación al personal y la articulación del trabajo a través de la Coordinación Provincial de Compras Públicas de la Prefectura del Guayas están entre los puntales que resalta, a su turno, el coordinador Alfredo Escobar Avilés. “El informe del Sercop incluye a instituciones que –a criterio de sus analistas- no están  aplicando las buenas prácticas de la contratación público que, incluso, están plasmadas en un manual. Pero que en la Prefectura del Guayas sí las aplicamos”.

La Coordinación Provincial de Compras Públicas de la Prefectura del Guayas la integran 36 profesionales, divididos en tres áreas: Coordinación de Obras; Consultorías, Procedimientos Especiales y Régimen Especial; y, la Coordinación de Bienes y Servicios.

Ellos distribuyen su trabajo entre procesos de contratación, calificaciones, el análisis de criterios jurídicos y supervisión para el cumplimiento de las recomendaciones de Contraloría. Hasta 2016, se manejaba entre 350 y 450 procesos contractuales anualmente. En lo que va de este año, la reducción en las asignaciones presupuestarias, ha incidido para que se desarrollen alrededor de 60 procesos.

La Corporación Provincial no está exenta de controles. El Sercop ha hecho observaciones a ciertos procesos, ha pedido justificaciones o el envío de documentación. “Pero hemos salido airosos y todo proceso de contratación ha sido transparente, tanto así que no hemos recibido llamados de atención”, señaló Escobar.

¿Qué se hizo para llegar a ese nivel de excelencia? Escobar subraya la capacitación. Eso implica una retroalimentación de su propio personal. “Estamos en constante capacitación; siempre nos capacitamos y capacitamos, asimismo, al resto del personal de la institución que se involucra en el proceso de contratación”.

A ello se suma, precisamente, el trabajo articulado de todas las dependencias internas relacionadas en los procesos contractuales, a través de la Coordinación Provincial de Compras Públicas, siguiendo los lineamientos que en ese sentido dio el prefecto Jairala.

Ahora, en cambio, se cuenta con una zona de apoyo a las comisiones técnicas de calificación y a los delegados que califican las ofertas, lo que implica también una profesionalización de esta área.

El cambio se produjo precisamente con la disposición del prefecto Jairala de crear la Coordinación Provincial de Compras Públicas, que se constituye en un organismo pionero y ejemplo para otras instituciones. La contratación pública estaba siendo administrada por varias áreas, separadas, y para las calificaciones existían hasta cinco criterios distintos que chocaban entre sí, lo que impedía que los procesos sean ágiles.

 “Antes, ocurría que –no por una mala intención sino por desconocimiento- el área de apoyo no existía, sino comisiones de calificación con sus respectivos delegados, y ellos se encargaban de evaluar las ofertas. Obviamente, si esto se hacía mal, le causaba un perjuicio a la institución. Ahora, esta área que tenemos (la zona de apoyo), se encarga de acompañar todo el proceso de contratación de principio a fin, en todas sus etapas, y de prestarles todo el soporte”, detalló el funcionario.

El principal resultado de ese trabajo es que se pudieron unificar criterios, lo que implicó –a su vez- volver ágiles los procesos. “Actualmente, un proceso de contratación no demora más de 45 días, desde su inicio hasta la suscripción del contrato”.

 Fuente y foto: Prefectura del Guayas