Newsletter subscribe
Prefectura del guayas

Turismo

#Quito: Las rutas que te llevan a las entrañas del cementerio de San Diego

Posted: 26 octubre, 2015 a las 10:51 am   /   by   /   comments (0)

Este sábado 31 de octubre y domingo 1° de noviembre del 2015, el cementerio de San Diego les espera solos o en familia, para que disfruten de la Ruta de Leyenda Aya Markay, o ‘mes de amarcar a los muertos’.

El Municipio de Quito por intermedio de la Empresa Quito Turismo, el grupo Quito Eterno y la Sociedad Funeraria Nacional, ofrecen esta programación que tendrá lugar en horarios de  18:00 a 20:00. 

Las inscripciones se receptan en la tienda ‘El Quinde’ ubicada en la esquina del Palacio Municipal, calles Venezuela y Espejo, teléfono 2287673. Su costo es de 25 dólares y el boleto incluye transporte ida y vuelta hacia la Recoleta y el Cementerio de San Diego, un refrigerio  que consiste en pan negro y champús (comida propia de difuntos), y el recorrido con una duración aproximada de dos horas.

Almas en pena, barberos, beatas y más personajes lo acompañarán

Este recorrido es guiado por ocho personajes que forman parte del grupo ‘Quito Eterno’. 

En una demostración de lo que será este paseo, se pudo evidenciar la riqueza histórica, patrimonial y tradición que guarda este lugar y que empieza apenas se atraviesa el gran portón de piedra del centenario cementerio, de 143 años de existencia, fue inaugurado en 1872. 

Los personajes que guían a los visitantes por este recorrido teatralizan los siglos XVIII y XIX. Son barberos, almas del purgatorio, danzantes, beatas, mujeres realistas y más… En esta ocasión es Roque Velásquez (barbero); Adriana Gutiérrez (mujer de la época) y Lorena Oñate (alma en pena) quienes nos conducen por los diferentes rincones del panteón.

“Los barberos en Quito somos muy conocidos, hay quienes dicen que nos encanta inventar historias, pero lo que realmente nos gusta es contar las de esta ciudad y en esta ocasión las de nuestros abuelos y difuntos”.

Así, a cada paso, se miran cientos de tumbas, unas sencillas y otras estructuralmente majestuosas.

Una de ellas es de la de Josefina Illesca Palma (marzo 30 de 1921) donde se puede leer “ñañita, Rosa María vivirá siempre a tu lado”, y así fue, en 1953 la hermana de Josefina, Rosita, fue enterrada junto a ella.

Y como ésta, las historias se repiten en decenas de mausoleos casi todos decorados con una infinidad de símbolos y signos como el del alfa y la omega que recuerda el principio y el fin, la vida y la muerte….

Los personajes de ‘Quito Eterno’ guían a los visitantes por otros sitios del cementerio donde se leen nichos de familias enteras: padres, madres, hermanas, hermanos, abuelos y más personajes como el del general Flavio Alfaro, sobrino del ex presidente Eloy Alfaro. Su sepulcro  es de carácter militar, cuenta con la antorcha y una corona de laureles.

“Es que estas son épocas para acordarnos de nuestros antiguos, de nuestros abuelos. Antiguamente era la Aya Markay, mes de amarcar a los muertos, en que se iba a los pucuyos, o lugares donde estaban enterrados, se los sacaba, se los lavaba y luego se los llevaba en andas por el pueblo para luego regresarlos. Después ya se hacían las figuras pequeñas llamadas ucuyayas, que significan ancestros o abuelos y nos recuerdan a las guaguas de pan”, reseña el Barbero….

Prosigue la visita al interior de San Diego hasta llegar a la última morada del recordado poeta y escritor Jorge Carrera Andrade, autor de la “Vasija de Barro”. El lugar está resguardado por una puerta metálica decorada con las iniciales CA.

El ‘Alma en Penas’ nos conduce hasta uno de los nichos más singulares de San Diego, se denomina “de moda” y data de 1876, es una de las dos únicas de su tipo en todo el panteón donde fue enterrada Leonor Ruiz de Flores. Ésta tumba, junto con la de Emilio Gangotena, están hechas de marfil y sus diseños estuvieron de moda en aquella época en Europa y fueron replicadas aquí.

En otro rincón hay un gran ángel sobre el mausoleo de Teodoro Larrea fallecido en 1955 y más allá se levanta la gran cruz de más de 8 metros inscrita con los nombres de los presidentes de la Sociedad Funeraria Nacional, el primero data de 1851.

Casi por la mitad del cementerio están otras grandes y majestuosas  estructuras de diversos y llamativos modelos arquitectónicos, como la de la familia Freile Zaldumbide y Gangotena Álvarez, edificadas a inicios del siglo XX; son de impresionantes estilos artísticos de autoría de reconocidos arquitectos como Durini o Russó.

A Velasco Ibarra nunca le faltan flores

Un dato curioso que los guías recuerdan al pie del sarcófago del cinco veces presidente ecuatoriano, José María Velasco Ibarra, es que nunca le faltan flores ni adornos ya que varias personas constantemente lo arreglan. Aquí su lápida reza “Con la afectuosa contribución del pueblo ecuatoriano, 31 de marzo de 1979, a lo único que aspiro con toda mi ama es a decir soy el servidor honesto pero eficaz de un gran pueblo. Firma JMVI”.

El recorrido incluye la visita de muchas otras antiguas y olvidadas tumbas….y concluye al traspasar el portón de piedra, de una tonelada de peso, en el osario donde antiguamente se enterraba a los sacerdotes. 

Este lugar se ubica en la parte posterior de la iglesia de San Diego donde resalta su antiguo y bien decorado púlpito así como la imagen de la ‘Virgen del Volcán’ tallada en piedra y pintada…..Así concluye un  fascinante recorrido organizado para esta época de difuntos.

Prefectura del guayas