Monseñor Luna deja un legado de compromiso social y vocación de servicio

 “Nuestra ciudad y el país ha perdido a un gran hombre, que impartió la cultura del compromiso social, la vocación de servicio a quien más lo necesita y lo hizo a través del ejercicio del sacerdocio y la aplicación de los principios católicos de una manera extraordinaria”, dijo el Alcalde Rodas, el miércoles 8 de febrero.

El Alcalde de Quito, dijo que Monseñor Luna fue un  hombre lleno de virtudes, de nobleza y de un corazón inmenso. “El legado que nos deja  es  gigantesco, que debemos imitar, es el ejemplo de grandes hombres que a través de la mística, de la fe, de su profunda vocación de servicio hacia quienes más lo requieren. Ha  dejado una trayectoria inspiradora para todos los ecuatorianos”, señaló.

“Los quiteños y ecuatorianos estamos conmovidos con el sensible fallecimiento del Monseñor Luis Alberto Luna Tobar, un quiteño, un ecuatoriano extraordinario.   Todos aprendimos muchísimo de Monseñor Luna.  A sus 93 años deja este mundo y sin duda se juntara con Dios”, comentó.

Dijo recordarle como un hombre sensible y sencillo, con una nobleza y bondad enorme.  Son esos grandes hombres que marcan la historia  de nuestro país y de nuestra ciudad. Deja un legado muy importante a futuro que todos los ecuatorianos debemos asumir para imitar aquella conducta ejemplar de Monseñor Luna.

Finalmente, a nombre de todos quienes viven en el D. M. de Quito, expresó sus condolencias a sus familiares y a sus seres queridos, por esta noticia que ha enlutado a todo el Ecuador.

Fuente: MDMQ

Foto: El Comercio