Newsletter subscribe
Prefectura del guayas

Ecuador, Mundo

‘Los Topos’ de México retiran 200 cilindros de gas y demuelen técnicamente un tanque elevado en Pedernales

Topos de mexico traidos por Prefectura de Guayas
Posted: 6 mayo, 2016 a las 2:30 pm   /   by   /   comments (0)

El equipo del Cuerpo de Bomberos y Rescatistas Topos USAR BREC continúa realizando su trabajo voluntario en las zonas devastadas de Manabí, por el terremoto del pasado 16 de abril.   

 La estratégica retirada de 200 cilindros de gas, que constituían una bomba de tiempo, y la demolición planificada de un enorme tanque elevado de agua, que amenaza con aplastar viviendas y albergues, está entre las actividades que se suman a las labores de rescate que los miembros del Cuerpo Profesional de Bomberos Paramédicos Topos USAR BREC realizan en las zonas afectadas por el sismo del pasado 16 de abril, que devastó varios puntos de Manabí y Esmeraldas.

El equipo de rescatistas, provenientes de México, que cuenta ahora con un integrante ecuatoriano que los representará en el país, inició sus labores de búsqueda de víctimas en Manta, sin embargo, tuvo que paralizar dicha actividad por disposición de las autoridades locales.

José Antonio Gallardo, vocero de los mencionados rescatistas y su único integrante de nuestro país, informó que “el COE dio la disposición de que no nos permitieran ingresar debido a que había un pedido de las Naciones Unidas de que nadie más entrara en la zona de desastre”.

Gallardo explicó que lejos de detener su trabajo voluntario, decidieron trasladarse al cantón Pedernales, donde también existen aún muchos requerimientos de ayuda e intervención de especialistas.

Cada una de sus intervenciones especializadas es liderada y coordinada por su comandante Carlos Morales Cienfuegos. Este grupo de rescatistas internacionales llegó al país por invitación de la Prefectura del Guayas y la gestión del Comité de Derechos Humanos del Ecuador.

En el mencionado lugar, en coordinación con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Ecuatoriano, fueron requeridos ante la presencia de una casa de tres pisos que se encontraba parcialmente caída tras el fuerte movimiento telúrico y que estaba a punto de colapsar por completo.

“Debajo de la estructura superficial se encontraban almacenados 200 cilindros llenos de gas doméstico, que representaban un enorme riesgo para la vida de toda la población y de los miembros de los organismos presentes, pues, en caso de estallar una sola de estas bombonas, por el efecto expansivo, podría hacer volar casi a toda esta pequeña población. ¡Era una bomba de tiempo!”, comentó el uniformado.

Gallardo aseguró que ni miembros de los GADS ni de otras instituciones se atrevieron a intervenir en esta riesgosa operación debido a que requería de una acción especial y estratégica.

“Fue un arduo trabajo en conjunto con las Fuerzas Armadas. El Municipio de Quito y la Prefectura de Manabí nos apoyaron con maquinarias”, dijo el vocero, no sin antes recordar que también cuentan con el apoyo logístico del Gobierno Provincial del Guayas.

Gallardo detalló que se apuntaló y reforzó muchos puntos de las lozas de dicha vivienda, para evitar su caída.

“Tuvimos que ir apuntalando en cada esquina, en cada espacio para que la estructura no se venga abajo”, recordó el ‘Topo ecuatoriano’, quien aclaró que su comandante Morales fue quien planificó esa estrategia.

“Logramos realizar exitosamente la extracción de todos los cilindros de gas. Conscientes de que estuvo en riesgo nuestra vida y la de muchos más decidimos no evadir la misión, sino brindar una solución y gracias a Dios lo logramos sin que haya una sola personas afectada o lesionada”, argumentó el integrante del equipo de salvamento.

José Antonio Gallardo indicó que esta labor duró unas 18 horas, en dos lapsos. “Iniciamos el día martes a las 08h00 hasta las 03h00 del miércoles. Luego retomamos los trabajos a las 10h00 del miércoles hasta aproximadamente las 15h00”.

Al cumplir esta riesgosa misión, el equipo de Topos USAR BREC acudió a un segundo llamado: un enorme tanque de agua amenazaba con caer, por el daño en la estructura que lo sostenía y podía aplastar viviendas y albergues, donde habitan familias enteras, incluida una gran cantidad de niños.

“Es un enorme tanque que se encuentra a 20 m de altura. Su estructura es muy fuerte y su armazón es de 30 cm de grosor. Nadie quería responsabilizarse de ese gran riesgo que representaba sacarlo para evitar su caída inminente”, explicó el rescatista.

Una vez más, bajo la coordinación de su líder, los ‘Topos’ aceptaron la peligrosa tarea y decidieron realizar de forma cuidadosa y poco a poco la demolición del gigantesco depósito de agua.

Los miembros del grupo de rescatistas llevan 7 días en esta difícil labor, que fue debidamente planificada y que aún no culmina. “Estamos trabajando, paso a paso desde las 08h00 hasta las 20h00, hasta el momento con éxito y seguiremos hasta que hayamos logrado nuestra meta”, indicó.

Gallardo, en nombre de todo su equipo, expresó su agradecimiento al prefecto Jimmy Jairala y a la Prefectura del Guayas, por haber gestionado su venida a Ecuador para poder brindar su ayuda en la zona de desastre, así como por el apoyo logístico recibido para recorrer las zonas afectadas por el terremoto.

 Fuente: BP Prefectura de Guayas

Prefectura del guayas